Gambas rellenas de queso con salsa de yogur de Judit

¿Tienes invitados y los quieres sorprender con una deliciosa receta? Prepárales unas gambas rellenas de queso acompañadas de salsa de yogur. Ideal como aperitivo o el primer plato de la cena. El contraste entre las gambas, el queso, el bacon y la salsa de yogur será un acierto asegurado. Un plato sencillo de preparar que nos enseña Judit.

Tipo de cocina:

Mariscos, Mediterránea
Preparación 30min Dedicación 30min Dificultad 1 Comensales 3

Tipo de cocina:

Mariscos, Mediterránea
Preparación 30min Dedicación 30min
Dificultad 1 Comensales 3

Preparación

En primer lugar prepararemos la salsa, para que cuando terminemos de hacer las gambas ya esté fresquita.

Echaremos en un recipiente alto un par de guindillas, aunque podemos poner más, dependiendo de lo picante que nos guste. Después echaremos el yogur, una pizquita de sal. Cortaremos el limón y echaremos un chorrito. Una vez tengamos todos estos ingredientes a punto, los pasaremos por el brazo eléctrico.

Cuando esté todo bien batido, verteremos esta salsa en un bol y la pondremos a refrescar en la nevera.

A continuación prepararemos las gambas. Para ello es necesario que las hayamos limpiado bien, cortando siempre el bigote para que luego no nos moleste cuando lo servimos. Seguidamente retiraremos de cada gamba la parte central de la piel. Dejaremos siempre un trocito de piel unido a la cola y otro a la cabeza. De esta forma conseguiremos que estas dos extremidades no se desprendan del cuerpo cuando las friamos y quede más bonita la presentación.

Para preparar el relleno cogeremos una loncha de queso y haremos taquitos haciendo dobleces sobre si mismo y cortándolas en pequeñas porciones.

Después prepararemos el bacon que envolverá la gamba rellena con el queso. Cortaremos cada loncha de bacon por la mitad. Una vez tengamos los ingredientes preparados cogemos la gamba y, con la punta de un cuchillo,le hacemos un corte desde el principio hasta casi el final intentando que sea lo suficientemente profundo para que quepa el trozo de queso pero sin que lo sea demasiado porqué sino, al ponerlo en la sartén, el queso se nos quemaría.

Para el relleno, una vez tenemos el corte hecho, cogemos el queso y lo metemos dentro haciendo un poco de presión para que cierre y no salga el queso, y lo envolvemos con un trocito de bacon. Es importante dejar las gambas boca abajo para que el cierre del bacon quede contra el plato y no se abra.

Una vez tengamos todas las gambas vestidas, las freiremos en la sartén teniendo en cuenta que el pliegue tiene que ponerse boca abajo. Cuando estén bien doradas les daremos la vuelta.

Cuando estén hechas las emplataremos. Sacaremos la salsa de la neversa y la juntamos con las gambas. Para darle un poco de color al plato, adornamos la salsa con una ramita de perejil.

¡Ya tenemos las gambas rellenas listas para servir!

Recuerda, si tenemos muchos invitados solo hace falta comprar más gambas. Fácil y delicioso.

Ingredientes

Comentarios