Mejillones rellenos

A veces nos apetece sorprender a nuestros invitados con un buen pica pica antes de pasar a un segundo plato. En esta ocasión os presentamos una excelente receta para estas ocasiones. Se trata de mejillones rellenos. La clave está en dejar reposar la masa preparada antes de utilizarla como relleno. ¡Un entrante vistoso y sabroso!

Tipo de cocina:

casera
Preparación 24h 50min Dedicación 50min Dificultad 1 Comensales 4

Tipo de cocina:

casera
Preparación 24h 50min Dedicación 50min
Dificultad 1 Comensales 4

Preparación

Vamos a seguir los pasos de Cocinar para los amigos para preparar esta receta.

Empezamos limpiando bien los mejillones bajo el chorro de agua, raspando las cáscaras hasta dejarlas limpias. Luego ponemos los mejillones en una olla al fuego y añadimos el vino blanco. Los tapamos y en unos minutos estarán abiertos.

Para preparar el relleno picamos una cebolla y la sofreímos. Añadimos las guindillas 3 o 4 minutos y las retiramos. Después añadimos el ajo también troceado.

Mientras se sofríe la cebolla quitamos las barbas a los mejillones y los troceamos fino. Seguidamente los añadimos a la olla. Finalmente ponemos los pimientos del piquillo picados muy finos y la harina. Removemos todo bien durante un minuto, y vamos añadiendo leche hasta que la masa tenga la consistencia que queremos. En mitad de la cocción añadimos sal y dos cucharas pequeñas de tomate. Antes de retirar del fuego añadimos un huevo duro picado.

Ponemos la masa en un recipiente que tapamos con papel film. La dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente que rellenaremos los mejillones.

Para terminar los empanaremos pasándolos por huevo y pan rallado y los freímos en aceite no muy caliente hasta que estén dorados.

Solamente nos queda servir en una bandeja. ¡Buen provecho!

Ingredientes

Comentarios