Cobertura de queso crema con vainilla de Raquel

Esta deliciosa crema con sabor a vainilla, sola o teñida de diferentes colores, nos va a servir para cubrir y rellenar tartas, decorar pasteles, cupcakes y otras preparaciones dulces. De queso cremoso, mantequilla, con merengue, frutas o aromas... existen diversas formas de prepararla, pero siempre resulta un regalo para el paladar.

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 30min Dedicación 10min Dificultad 1

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 30min Dedicación 10min
Dificultad 1

Preparación

Se puede hacer a mano o con un robot de cocina.

Añadimos en un bol el queso cremoso junto con la mantequilla, ambos a temperatura ambiente. Trabajamos la mezcla con una espátula o varillas de mano hasta que quede bien integrado y con una textura de pomada.

A continuación incorporamos el extracto de vainilla y volvemos a mezclar.

Añadimos el azúcar glass poco a poco, previamente tamizado con un colador o tamizador, y removemos muy bien hasta conseguir una mezcla suave y muy cremosa. Necesitaremos unos 3 ó 4 minutos para conseguir la textura que buscamos. El equivalente en un robot de cocina sería velocidad media.

Esta crema es la base para cualquier decoración dulce. Si queremos darle color, podemos añadir colorantes alimentarios líquidos o en pasta hasta conseguir el tono deseado.

Con estas cantidades nos da para decorar varias preparaciones, así que podemos dividir la crema en dos partes.

Antes de utilizarla, la guardaremos en la nevera tapada con un plástico film, o dentro de una manga pastelera durante, al menos, media hora.

También la podemos congelar para otros usos.

Ingredientes

Comentarios