Bolas de sandía y melón con gelatina de menta de Sílvia

La sandía y el melón son dos de las frutas más apreciadas del verano para suavizar un poco las altas temperaturas de estos meses. Para acabar de redondearlo y aportar una pizca más de frescura, la acompañamos de menta. El toque de originalidad se lo damos aprovechando la piel, que solemos tirar para que haga de receptáculo.

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 45min Dedicación 45min Dificultad 2

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 45min Dedicación 45min
Dificultad 2

Preparación

Para hacer este postre, primero necesitamos hidratar la gelatina con agua fría durante un cuarto de hora. Mientras, ponemos el cuarto de agua a hervir con el azúcar durante un cuarto de hora para conseguir el almíbar.

Pasado este tiempo, lo dejamos enfriar un poco y añadiremos la gelatina escurrida. Lo mezclamos, lo dejamos enfriar un poco más y tiramos el jarabe de menta. Una vez todo está bien mezclado lo echaremos en la cubitera para conseguir la forma deseada y lo pondremos en la nevera unas 4 o 5 horas hasta que la gelatina haya cuajado.

Cuando la gelatina de menta ya esté lista ya podemos empezar a hacer nuestro postre. Sacaremos las pepitas del melón y con la ayuda de una cuchara redonda haremos bolitas tanto de melón como de sandía.

Con la ayuda de un cuchillo, remojado en agua caliente, sacaremos los dados de gelatina y los pondremos juntos con las bolas de melón y de sandía en un mismo recipiente.

Para hacer una presentación más original de este postre podemos poner las bolas de fruta y la gelatina dento de medio melón que hemos vaciado.

Ingredientes

Comentarios