Bombones de boniato

Os presentamos a Raquel de "ladietistaraquel.macrobiotica", que nos muestra una manera sana, divertida y original de comer bombones. Raquel nos enseña como, sin necesidad de añadir azúcar, podemos hacer postres y dulces aptos para los más golosos. ¡Además es una receta ideal para hacerla con niños y niñas!

Tipo de cocina:

Creativa, Dulce, Vegetariana
Preparación 2h Dedicación 10min Dificultad 1 Comensales 8

Tipo de cocina:

Creativa, Dulce, Vegetariana
Preparación 2h Dedicación 10min
Dificultad 1 Comensales 8

Preparación

Esta receta es de nuestra amiga de La dietista Raquel.

Primero de todo lavamos bien el boniato, lo pinchamos con la punta de un cuchillo alrededor, y lo llevamos al horno, precalentado a 190°-200°C durante 1 hora aproximadamente hasta que quede tierno. Si el boniato es muy grande, podemos partirlo por la mitad para garantizar que queda bien hecho.

Pasado este tiempo, dejamos que se atempere un poco para no quemarnos, lo pelamos y chafamos la carne con un tenedor hasta conseguir un puré. Reservamos.

Deshuesamos los dátiles y los partimos en trozos; rallamos la piel de media naranja bien limpia (de una si es pequeña), y tostamos las avellanas en el horno, aunque se pueden comprar ya tostadas. Pasamos todos estos ingredientes al vaso de la trituradora y los procesamos hasta conseguir una pasta.

En un bol, mezclamos el puré de boniato junto con la pasta obtenida anteriormente, y mezclamos bien. La dejamos reposar unos minutos para que se mezclen bien los sabores.

Tomamos porciones de masa, y con las manos humedecidas en agua, formamos las bolas del diámetro que más nos guste.

Por último, dividimos las bolas en dos grupos, unas las rebozamos en coco rallado, y las otras en cacao en polvo.

¡Y ya tenemos unos bombones de lo más originales!

Ingredientes

Comentarios