Brocheta de solomillo de buey

Hay muchas maneras de comer carne, esta vez la idea es disfrutarla en forma de brocheta con un factor muy especial: unas patatas muy crujientes al quitarles el almidón. Esta receta de brochetas de solomillo de buey puede hacer que un día cualquiera se convierta en especial.

Tipo de cocina:

Carnes, Casera
Preparación 2h 25min Dedicación 20min Dificultad 1 Comensales 2

Tipo de cocina:

Carnes, Casera
Preparación 2h 25min Dedicación 20min
Dificultad 1 Comensales 2

Preparación

¿Cómo preparar unas brochetas de solomillo de buey?

Primero preparamos el acompañamiento: patatas crujientes. Empezamos cortando la patata en rodajas muy finas y después en tiras o palitos. Las sumergimos en agua (al menos 2 horas) para quitarles el almidón y de ese modo conseguir que queden muy crujientes. Transcurrido ese tiempo, las secamos y freímos en aceite bien caliente. Cuando estén doradas, las retiramos.

Por otro lado, limpiamos de grasa el solomillo de buey y lo cortamos en tacos. Ahora los ensartamos en la brocheta alternándolos con los pimientos verdes. Sazonamos y los hacemos a la plancha con un poco de aceite.

Cuando estén a tu gusto, los retiramos colocándolos en el plato encima de las patatas. Un pincho ideal para un segundo plato de Cocinar para los amigos

Ingredientes

Comentarios