Huevos Benedict

Los huevos Benedict son un aperitivo o tapa que juega con la simpleza a la vista y los detalles culinarios que requiere la salsa y los huevos escalfados. ¿Te atreves?

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 20min Dedicación 20min Dificultad 2 Comensales 2

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 20min Dedicación 20min
Dificultad 2 Comensales 2

Preparación

Para preparar este delicioso aperitivo: huevos Benedict, seguimos los siguientes pasos:

Primero cortamos en círculos las rebanadas de pan, las untamos de mantequilla y las doramos en la plancha. Segundo, freímos el bacon.

Seguidamente, fundimos la mantequilla, quitándole la espuma que surge en superfície.

Para preparar la salsa holandesa, ponemos un recipiente al baño maria. En él, batimos dos yemas de huevo y vamos añadiendo la mantequilla fundida poco a poco y seguimos mezclando. En la mitad del proceso, añadimos el limón e incluimos el resto de la mantequilla.

Por otro lado, hacemos los huevos escalfados en agua hirviendo con un chorrito de vinagre. Cuando hierva el agua, bajamos el fuego al mínimo e incluimos el huevo. En 4 minutos estará hecho y lo retiramos.

Montamos la tostada: Encima del pan ponemos el bacon, después el huevo, salseamos con la Holandesa y un poco de cebollino picado por encima.

Así nos lo presenta Cocinar para los amigos .

Ingredientes

Comentarios