La escalivada de Raquel

Raquel nos presenta este delicioso plato a base de verduras, típico de la cocina catalana. Tan sencillo de preparar, como versátil en sus usos: en tostadas, como guarnición de carnes o pescados, con anchoas... Frío o templado, es un entrante o acompañamiento que os encantará.

Tipo de cocina:

Casera, Catalana, Vegetariana
Preparación 1h Dedicación 5min Dificultad 1 Comensales 6

Tipo de cocina:

Casera, Catalana, Vegetariana
Preparación 1h Dedicación 5min
Dificultad 1 Comensales 6

Preparación

Precalentamos el horno a 180º-200ºC, con calor arriba y abajo.

Lavamos y secamos bien los pimientos rojos, las cebollas y las berenjenas; a éstas úlitmas les hacemos unos cortes transversales para que penetre mejor el calor y se cocinen bien.

A continuación colocamos las verduras en una placa de horno forrada con papel de aluminio, o dentro de una fuente apta para el horno. Añadimos un chorrito de aceite de oliva sobre cada verdura y un poco de sal.

Metemos al horno durante unos 60 minutos. A media cocción, girar las verduras para que se cocinen uniformemente.

Pasado este tiempo, comprobamos que han quedado bien hechas, si no, dejarlas cocer unos minutos más. Ya fuera del horno, dejamos enfriar un poco las verduras para poder manipularlas.

Pelamos las verduras y hacemos tiras con los pimientos y las berenjenas. Las cebollas se pueden cortar en gajos. Colocamos todos los ingredientes de manera intercalada en una fuente un poco honda.

Pelamos los ajos y les quitamos el germen interior con ayuda de la punta de un cuchillo, los picamos y se los añadimos a la escalivada. Aliñamos con un poco de sal y aceite de oliva abundante.

Se conserva en la nevera durante unos días bien tapada.

Podemos comerla como parte de una ensalada; en una tostada caliente con anchoas por encima; como guarnición de carnes y pescados...

¡Deliciosa!

Ingredientes

Comentarios