Mermelada de fresa de Miriam

Un buen desayuno no está completo si no se acompaña de una tostada con mermelada. Y entre las reinas de las mermeladas está la de fresa. El llamativo color rojo no hace más que anunciar su emotivo sabor. Y si prefieres otro sabor, puedes aprovechar los consejos de Miriam para cualquier otra fruta.

Tipo de cocina:

Preparación 1h Dedicación 45min Dificultad 1 Comensales 4

Tipo de cocina:

Preparación 1h Dedicación 45min
Dificultad 1 Comensales 4

Preparación

En primer lugar, tomamos las fresas y las cortamos en 3 o 4 trozos para garantizar que no se nos quedan sin hacer.
Los trozos los vertimos en una olla. Añadimos también los 400 gramos de azúcar. Y lo calentamos a fuego lento durante 30 minutos.
Poco a poco, las fresas se deshacen dejando paso a un almíbar. Sabremos que se ha acabado porque se habrá reducido y los trozos de fruta se estarán blandas, casi deshechas.
Con una batidora homogenizamos el contenido. Por último, lo vertimos en un recipiente que cierre de forma hermética y lo dejamos entre 10 y 15 minutos al baño maría.

Ingredientes

Comentarios

Miriam - 20:43 3-12-2010

me alegro que os guste!la verdad es que cuando te acostrumbras a comer mermelada casera, luego el resto de mermeladas no te gustaran, es lo malo de hacer tu mermelada, jeje

Jordi - 20:31 3-12-2010

Miriam, estoy impresionado !!!! Una receta sencilla y rapida de hacer utilizando solamente dos ingredientes. Felicidades !!!!

Margarita - 19:58 3-12-2010

que rico.

Jordi - 16:47 8-1-2011

Bueno, yo trabajo en una cadena de panaderías industriales llamadas El Molí Vell. El pan que vendemos es industrial y yo, aún así, sigo prefiriéndo el pan artesano y casero de toda la vida.