Pan de centeno y nueces

El pan de centeno es perfecto para acompañar distintos platos. En esta ocasión hemos optado por hacerlo de nueces, pero se pueden poner otros ingredientes como arándanos. Con esta receta nos salen dos panes, pero utilizando un molde más grande se puede hacer uno solo para conseguir rebanadas más altas.

Tipo de cocina:

casera
Preparación 28h Dedicación 40min Dificultad 2 Comensales 10

Tipo de cocina:

casera
Preparación 28h Dedicación 40min
Dificultad 2 Comensales 10

Preparación

La receta de hoy viene de la mano de Con Delantal.

Empezamos haciendo un prefermento con harina, levadura y agua. Le dejamos primero un tiempo fuera para que suba y luego lo ponemos en la nevera 24 horas. Lo sacamos cuando nos ponemos con el resto de la receta.

En un bol ponemos la harina de fuerza y la harina de centeno, junto con la levadura de panadero y vamos añadiendo el agua mientras mezclamos con la ayuda de una espátula. Si nos queda muy seco o muy líquido, añadimos agua o harina. Partimos el prefermento y lo mezclamos con la masa hasta conseguir una nueva masa homogenia y lo dejamos reposar unos 20 minutos.

Pasados los 20 minutos lo amasamos haciendo plieges de la masa sobre si misma contra la mesa. Repetimos la operación 10 o 12 veces hasta que vemos que la masa se vuelve más elástica. En este momento añadimos la sal y las nueces. Volvemos a amasar.

En un bol limpio ponemos una base de aceite y colocamos la masa. La rotamos para que la corteza se impregne del aceite. Lo dejamos reposar 2 horas tapada con un trapo.

Transcurrido este tiempo vemos cómo ha subido. En la mesa ponemos un poco de harina, vertimos la masa y le quitamos el aire dándole unas cuantas vueltas, como amasando de nuevo.

Cortamos la masa por la mitad porqué vamos a hacer dos moldes. Estiramos la masa, la plegamos sobre si misma y con la palma de la mano la cerramos. Echamos harina en el molde y ponemos la masa dentro. Lo mismo con la otra mitad. Tapamos los dos moldes y los dejamos reposar tapados 1 hora para que la masa vuelva a subir.

Ponemos los moldes en el horno precalentado a 250ºC y pulverizamos con agua las paredes del horno. Entre 10 y 20 minutos el pan está listo, crujiente por fuera, tierno por dentro. ¡Buen provecho!

Ingredientes

Comentarios