Receta de pastel de queso con fresas

Un pastel que nunca falta en las pastelerías, cafeterías y hornos, es el de queso. Aquí podéis ver cómo prepararlo con queso mató y queso de Burgos, cubierto de mermelada de fresas.

Tipo de cocina:

Preparación 45min Dedicación 20min Dificultad 2 Comensales 6

Tipo de cocina:

Preparación 45min Dedicación 20min
Dificultad 2 Comensales 6

Preparación

¿Cómo preparar un pastel de queso con fresas?

Primero derretimos la mantequilla en un cazo. Mientras tanto, trituramos mucho las galletas, y las volcamos en un bol. Añadimos un buen pellizco de sal y la mantequilla, removemos bien con los dedos.

En un molde (si puede ser, mejor desmontable), ponemos papel de horno en la base y volcamos la mezcla de galletas. Presionamos bien y levantamos un dedo y medio por los laterales. Dejamos que se enfríe en la nevera unos 20 minutos.

Mientras tanto, batimos los otros ingredientes en un bol. En este caso juntamos dos quesos frescos: mató y burgos, añadimos azúcar glas, zumo de 1 limón, y batimos. Después incluimos el yogur, la nata líquida, y los huevos para batirlo todo hasta tener una masa homogénea.

Volcamos la mezcla en el molde donde hay la base de galleta y lo metemos al horno, precalentado a 160 grados, solo con calor abajo.

Por otro lado, preparamos la mermelada. Lavamos y cortamos el tallo a unas fresas y las partimos por la mitad. Las colocamos en un cazo con un par de cucharadas de azúcar, y las dejamos a fuego lento mientras se hace el pastel en el horno.

Dejamos enfriar todo, desmoldamos y cubrimos con la mermelada.

¿Qué os parece la receta de El cocinero fiel ?

Ingredientes

Comentarios