Tarta de cerezas, crema y fresas

Una tarta de frutas siempre es bienvenida en verano y más si son fresas y cerezas. Una receta de repostería con mucho colorido y de cremosa textura. Disfruta cocinándola y más compartiendo su sabor con quien quieras.

Tipo de cocina:

Preparación 1h 20min Dedicación 35min Dificultad 3 Comensales 4

Tipo de cocina:

Preparación 1h 20min Dedicación 35min
Dificultad 3 Comensales 4

Preparación

¿Cómo preparar una tarta de cerezas, crema y fresas?

Primero ponemos en un bol la harina, un pellizco de sal, y la mantequilla, y lo mezclamos con paciencia para que nos quede una textura arenosa. Cuando tenga la textura deseada, añadimos un poco de agua y presionando formamos una bola. La envolvemos en papel film y la dejamos en la nevera unos 40 minutos.

Una vez han pasado los 40 minutos, sacamos la masa de la nevera y la extendemos (primero con las manos y luego con ayuda del rodillo) para darle la forma respecto al molde que utilices.

Untamos el molde de mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Ahora ponemos la masa en el molde, que quede de alta unos 4 centímetros, la pincharla con un tenedor, y la presionamos bien en las paredes. Lo metemos en el horno, precalentado arriba y abajo a 200 grados, pero al meter la masa lo bajamos a 180 y dejamos la masa 40 minutos.

Mientras tanto, preparamos la crema pastelera. Recuerda que también puedes seguir la receta de Marta La crema pastelera de Marta

Ponemos leche fría en un cacho (reservando 3 o 4 cucharadas que luego utilizaremos), incluimos la canela en rama, mejor si la rompemos, y la ralladura de la piel de un limón. Lo ponemos a fuego lento para que infusione (que no rompa a hervir).

Por otro lado, batimos dos yemas de huevo en un bol e incorporamos el azúcar sin parar de batir hasta que la mezcla blanquee.

Ahora mezclamos la harina con la leche que habíamos reservado, removemos bien y la incorporamos a la leche con canela y limón. Y seguidamente lo colamos al bol con la yema y el azúcar, removemos bien y reincorporamos al cazo (previamente limpiado). Lo volvemos a poner a fuego lento hasta que espese bien, removiendo constantemente.

Sacamos la masa del horno y la dejamos enfriar, también dejamos enfriar la crema. Cuando la crema este a temperatura ambiente la cubrimos con papel film para que no se oxide y la metemos en la nevera.

Ahora con el cazo limpio hacemos una confitura de cerezas. Añadimos una cucharada de azúcar, un poco de agua, removemos bien y lo dejamos a fuego lento unos 20 minutos. Dejamos enfriar.

Finalmente montamos la tarta. En la base, las cerezas confitadas, encima la crema pastelera, y decoramos con fresas cortadas.

Buenísima receta de repostería de la mano de El cocinero fiel

Ingredientes

Comentarios