Trenza de hojaldre de salmón, puerro y crema de queso emmental

De la mano de Con Delantal os presentamos una receta sencilla que sorprenderá a todos vuestros comensales: trenza de hojaldre de salmón, puerro y crema de queso emmental. El salmón ahumado, el puerro y el queso emmental son ingredientes que combinan a la perfección y que os recomendamos para empezar una buena cena. Si no tenéis demasiado tiempo para cocinar, esta propuesta es ideal para vosotros. ¡Todo un acierto!

Tipo de cocina:

casera
Preparación 1h 20min Dedicación 20min Dificultad 1 Comensales 6

Tipo de cocina:

casera
Preparación 1h 20min Dedicación 20min
Dificultad 1 Comensales 6

Preparación

Lavamos y cortamos los puerros finitos y los echamos en una olla con aceite caliente en la base para que se caramelicen. Lo dejamos a fuego flojo entre 20 y 30 minutos. Cuando los puerros ya estén caramelizados y fríos, le añadimos la crema de queso emmental con nata (también se podría hacer con ricotta o provolone). Lo añadimos en frío porqué lo que ponemos en el hojaldre no puede estar caliente. Finalmente le añadimos unas lonchas de salmón troceado.

Por otro lado cogemos la masa de hojaldre. La desenvolvemos con cuidado y la dejamos plana. La dividimos en tres partes haciendo dos pequeñas señales. Cortaremos los dos extremos en trozos más pequeños iguales, un poco en diagonal. La parte central la rellenamos con lo que hemos preparado con anterioridad. Una vez hecho vamos a cerrar la masa sobre si misma utilizando las pequeñas tiras que hemos cortado de los extremos, cerrando así el contenido. Es aconsejable cerrar bien los dos extremos humedeciéndolos con un poco de agua. Así los bordes de las dos partes quedarán cerrados y evitaremos que salga el queso fundido.

Cuando tengamos todas las tiras cerradas, lo pintaremos con huevo con cuidado de no tocar los bordes porqué el huevo sella el hojaldre y no se levanta convenientemente. Cuando hayas terminado le añadimos por encima almendra molida, la cual se tostará en el horno y le dará un punto crujiente.

Lo ponemos al horno 25 minutos a 200 grados. Transcurrido este tiempo tenemos el hojaldre listo para sacar del horno y servir. ¡Buen provecho!

Ingredientes

Comentarios