Recetas con calabaza

El puré bicolor de Aina

receta puré bicolor

Un puré lleno de contrastes, sencillo, ligero y original en su presentación. La mezcla de calabaza y calabacín nos deja una combinación de colores tan buena para la vista como para el paladar.

Entrantes y aperitivos Legumbres y verduras Sopas y cremas

Tipo de cocina:

Casera
Preparación 50min Dedicación 20min
Dificultad 2 Comensales 6

Ventresca de atún, calabaza confitada y arbequinas

receta ventresca atún, calabaza confitada arbequinas

El atún es uno de los pescados más grasos y eso es precisamente lo que le da su sabor y su textura. A su lado, la calabaza y las aceitunas dan un punto muy interesante a este plato que podemos degustar en el restaurante Saüc de Barcelona.

Pescados y mariscos

Tipo de cocina:

Alta, Autor
Preparación 1h Dedicación 20min
Dificultad 4 Comensales 4

¡Suscríbete a Verycocinar!

Date de alta en el boletín de Verycocinar para recibir novedades, sugerencias y ofertas especiales en tu email.

Recomendar en Facebook

Pastel de calabaza con salsa roquefort

receta pastel calabaza salsa roquefort

¿Quién ha dicho que las calabazas se comen solo una vez al año? Nuestros amigos de Cocinar para los amigos nos enseñan a cocinar un fantástico pastel de calabaza con salsa roquefort.

Ideal para servir de primer plato, es una manera diferente y original de comer verdura. ¡Un gran acierto!

Legumbres y verduras Tartas y pasteles salados

Tipo de cocina:

Creativa, Vegetariana
Preparación 1h 25min Dedicación 15min
Dificultad 1 Comensales 6

Crema de calabaza y manzanas

receta crema calabaza manzanas

La crema de calabaza con manzanas es ideal para cenar. Los ingredientes naturales de esta receta constituyen un plato nutritivo y fácil de preparar. ¡Preparad las cucharas!

Legumbres y verduras Sopas y cremas

Tipo de cocina:

casera
Preparación 25min Dedicación 10min
Dificultad 1 Comensales 2

calabaza

Con la llegada del otoño, las calabazas o Cucurbitas se convierten en un fruto de lo más versátil; su pulpa y sus flores se pueden aprovechar en la cocina para numerosas recetas dulces y saladas, y su dura piel como ornamento en las casas durante la celebración de Halloween.

Este fruto de la família de las Cucurbitáceas se cultiva hacia abril y su maduración se inicia hacia mediados de septiembre. Esta familia la componen unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Algunas frutas como la sandía o el melón, junto con hortalizas como el pepino o el calabacín, pertenecen a esta misma familia.

Existen numerosos autores antiguos que citan a la calabaza en sus escritos y se sabe que su cultivo ya se producía entre los hebreos y egipcios.

Actualmente, la calabaza se cultiva en terrenos cálidos y húmedos de todo el mundo y las podemos encontrar en el mercado prácticamente durante todo el año.

Las principales variedades de calabaza son la de verano y la de invierno.

La calabaza de verano tiene la piel clara y fina y sus semillas son blandas. Tiene un periodo corto de conservación.

En cambio, la calabaza de invierno es una variedad más dulce, pero más seca que la de verano; tiene un menor contenido en agua y su piel es más gruesa, por lo que se conserva durante más tiempo. Una de las variedades que encontramos dentro de este grup es la confitera o de cabello de ángel. De ella se obtiene el delicioso cabello de ángel que sirve como relleno de variadas preparaciones dulces como hojaldres, ensaimadas o empanadillas.

Dentro de sus propiedades nutricionales, podemos destacar su alto contenido en agua y el bajo contenido en hidratos de carbono.

Tiene muy poca grasa, lo que convierte a la calabaza en un alimento poco calórico, ideal para aquellas personas que realizan una dieta de adelgazamiento.

Aporta mucha fibra, lo que ayuda a dar sensción de saciedad, y mejora el tránsito intestinal por la alta presencia de mucílagos, un tipo de fibra soluble que tiene la capacidad de suavizar las mucosas del tracto gastrointestinal.

A nivel de vitaminas tampoco se queda corta, ya que es rica en beta-caroteno o provitamina A y vitamina C. Presenta cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B tales como la B1, B2, B3 y B6.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

Los folatos participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

En cuanto a su riqueza mineral, la calabaza es un alimento rico en potasio. También contiene otros minerales como fósforo y magnesio, pero en menores cantidades. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El fósforo, al igual que el magnesio, juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, además este último se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Presenta calcio y una pequeña cantidad de hierro, pero dichos minerales apenas se asimilan en nuestro cuerpo en comparación con los procedentes de alimentos de origen animal.

La calabaza se convierte en una buena aliada para nuestra salud, así que aprovechemos su mejor momento para consumirla.

Valor nutricional aproximado por cada 100 gramos:

Energía(Kcal) Agua Carbohidratos Fibra Potasio Magnesio Calcio Vitamina A Folatos Vitamina C
27,3 91 ml. 5,4 g. 1,5 g. 233 mg. 13 mg. 27 mg. 75 mcg. 25 mcg. 14 mg.

mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)
% CDR diaria para adultos



Photo_missing