Recetas con uvas

El taboulet de Sabela

receta taboulet

El taboulet es una especie de ensalada cuyo ingrediente principal es la sémola de trigo. Es decir, el couscous servido en frío. Es un plato refrescante muy apreciado por su sabor y facilidad de preparación.

Entrantes y aperitivos Legumbres y verduras

Tipo de cocina:

Casera, Magrebi
Preparación 2h 15min Dedicación 15min
Dificultad 2 Comensales 4

El ajoblanco de Manel

receta ajoblanco

Cuando el calor aprieta apetece pasar poco tiempo en la cocina y preparar platos rápidos y frescos. La cocina andaluza está llena de entrantes que reúnen estas características y este plato es un buen ejemplo.

Entrantes y aperitivos Sopas y cremas

Tipo de cocina:

Andaluza, Casera
Preparación 25min Dedicación 20min
Dificultad 2 Comensales 4

¡Suscríbete a Verycocinar!

Date de alta en el boletín de Verycocinar para recibir novedades, sugerencias y ofertas especiales en tu email.

Recomendar en Facebook

uvas

Con la llegada del otoño y un clima más fresco, en nuestros mercados encontramos una fruta llena de propiedades, La Uva.

Acompaña o es la base de numerosos platos y preparaciones: Migas, pisco sour de Perú, ajo blanco, guisos, zumos, pasteles, helados, macedonias...

Doce son las uvas con las que despedimos el año el 31 de Diciembre. Y como no, son las protagonistas de los grandes caldos (Vinos, Mostos, Vinagres...) que se producen en todo el mundo.

Es el fruto de la vid Vitis vinifera y crece en forma de racimo de las parras en campos de viñas o viñedos. Existen unas 20 especies y están clasificadas en función de su uso (como fruta de mesa, vino de mesa, zumos o mostos, uvas pasas) y en función de su tamaño, color, sabor, forma, calidad.

Se cree que fue una de las primeras plantas que cultivó el hombre y que su origen se sitúa por la zona de Oriente Próximo, pero la calidez del clima mediterráneo favorece su cultivo, pues las uvas necesitan de éste para su óptimo crecimiento.

En la antigüedad se gozaba del vino, y ya en Egipto, Grecia y Roma, se le rendía culto a través de la adoración a Dioniso o Baco, Dios del vino.

Cuando la uva se prensa, se obtiene un jugo llamado mosto, que tras un proceso de fermentación da lugar al vino.

Los principales países productores de uvas son: Australia, Europa (Italia, España, Francia, Portugal, Turquía, Grecia), América (California, Chile, Argentina) y Sudáfrica. La mayor parte de las cosechas de uvas, van destinadas a la elaboración de vino, y hay todo un mundo alrededor de su cultura.

Nutricionalmente, las uvas contienen un 80% de agua y son un alimento desintoxicante del organismo.

Aporta alrededor de 70 calorías por cada 100 gramos, es decir, su densidad calórica es baja y contribuye a dar sensación de saciedad y a moderar la ingesta de alimentos. Se convierte así, en una buena aliada en las dietas de adelgazamiento.

Dentro de su composición existen ciertas sustancias con un alto valor biológico y grandes beneficios para la salud como los compuestos fenólicos: antocianinas, taninos y flavonoides, todos ellos antioxidantes que nos protegen frente a los radicales libres, causantes de los procesos de envejecimiento y de algunas otras enfermedades como el cáncer.


El resveratrol y demás flavonoides son capaces de mejorar la circulación sanguínea al producir vasodilatación e impedir la agregación plaquetaria, lo cual previene la formación de trombos o coágulos en la sangre.

Entre los minerales contenidos en la uva se destacan el potasio y el magnesio, los cuales están ampliamente involucrados en la contracción muscular y son esenciales para el adecuado movimiento del cuerpo.

Entre otros de sus beneficios se encuentran sus propiedades laxantes que son suaves y naturales debido a su contenido en fibra, sobre todo en la piel de la uva. Por eso siempre es aconsejable lavar bien estas frutas y consumirlas sin quitar su piel.
Además, contienen hierro y ácido fólico, esenciales para prevenir estados anémicos y evitar alteraciones del tubo neural del bebé durante la gestación si se consume durante el embarazo.

Usada también en cosmética como crema o mascarilla, hidrata nuestra piel y la protege de la sequedad, además de tener un gran poder descongestionante sobre nuestros ojos.

Existen múltiples variedades de uvas frescas, pero sus propiedades son básicamente iguales.

Las uvas pasas son muy energéticas. Concentran una cantidad importante de calorías, además de vitaminas, hidratos de carbono o azúcares y potasio. Son ideales para los deportistas y para los niños, en épocas de mucho desgaste, tanto físico como mental.

Cuando compremos uvas, debemos fijarnos que la piel esté tersa y sin picaduras. Para saber si están demasiado maduras tomamos el racimo y lo sacudimos suavemente, si caen algunos granos, debemos elegir uno menos maduro.
Una vez en casa, en la nevera aguantan entre 10 ó 15 días.


Por sus múltiples propiedades depurativas y nutricionales, las uvas entran en el conjunto de alimentos de consumo diario. No obstante, las personas diabéticas o con problemas intestinales, deben moderar su consumo debido a la riqueza en azúcares de la uva, y a que genera muchos gases a causa de la fermentación.

Valor nutricional aproximado por cada 100 gramos de uvas frescas:

Energía(Kcal) Proteínas Grasas Carbohidratos Calcio Fósforo Hierro Agua Potasio
71 0,66 g. 0,58 g. 17,7 g. 11 mg. 13 mg. 0,26mg. 80,5 g. 185 mg.

% CDR diaria recomendada



Photo_missing